Porque los pkes también tenemos muchas cosas que contar